Aries y Leo, ¿Existe una buena compatibilidad entre estos dos signos?

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
<a href=Aries y Leo" />

Aries y Leo están a la deriva entre una relación intensa y una guerra en la que no hay vencedores

Es cierto que estos dos pueden vivir grandes momentos, pero también que su relación puede ser tensa y desagradable. Aunque se admiran mutuamente, tienden a competir entre ellos y ninguno acepta una derrota. Así que tendrán que mantener su ego bajo control, si no quieren que todo estalle en mil pedazos.

Los dos tienen tanto éxito en todo lo que se proponen, que lo raro sería que la rivalidad no surgiera en algún momento. Dos personalidades tan vehementes son difíciles de compaginar. A los dos les gusta ser el centro de atención y les resultará difícil conseguirlo si están juntos. Aries adora la expectación que genera en los círculos sociales y hará todo lo posible por subir por encima de Leo. Y este último dispone también de una personalidad que le hace destacar en la sociedad. Es un líder nato, que atrae la simpatía de los demás. Su firmeza se une a un trato cálido y amable, por lo que resulta simpático y la gente le considera una persona fuerte y cercana.

Sin embargo, los dos tienen el ego por las nubes. Leo se cree superior a los demás y no necesita hacer grandes esfuerzos por ganarse a la gente, lo que refuerza esta sensación. Por su parte, Aries es una persona que lucha con todas sus fuerzas para colocarse por encima de los demás y es frecuente que lo consiga. Aunque ambos disfrutan de la compañía del otro, querrán llevar la batuta y desencadenarán una lucha por el liderazgo que no siempre termina bien. En estos casos, Leo no dará ni un paso atrás y Aries tendrá que ajustarse y someterse a las órdenes de Leo si quiere que su relación prospere. Pero esto, evidentemente, no ocurrirá jamás.

Los dos suelen admirarse sinceramente y les dolerá perder la relación, así que lo mejor que pueden hacer es olvidarse de su desmedido afán de controlarlo todo. Antes o después, se darán cuenta de que son mucho más felices cuando no tratan de imponerse el uno al otro.

Si logran mantener este impulso a raya, podrán convivir y restablecer la cordialidad en sus comunicaciones. Para que todo sea fantástico entre ellos, necesitan encontrar una posición en la que ambos se sientan importantes y puedan satisfacer su ego. Pero lo que no pueden hacer es tomar el mando y tratar de someter a una pareja que tiene las mismas ansias de poder que ellos, porque su caída será estrepitosa.

Aunque siempre hay una rivalidad latente entre ellos, los dos se protegen mutuamente. Por ejemplo, Leo impedirá que la gente se aproveche de la generosidad sin límite de Aries, impidiéndole compartir todo lo que tiene con la primera persona que ve. En principio, formarán un buen equipo, siempre que no intentan gobernar a su pareja, no surgirán tensiones importantes. Donde es bastante probable que fracasen es en los negocios, porque a los dos les encanta gastar el dinero que ganan y disfrutar la vida. Como no tienen una visión realista de la economía, pueden ser muy derrochadores, hasta el punto de verse envueltos en problemas financieros.

Sensualidad y momentos intensos acompañan a esta pareja en su viaje por la pasión

Es muy probable que Aries y Leo experimenten una fuerte atracción física. En este caso, su romance se encenderá y juntos llegarán a lo más alto. La fascinación que sienten el uno por el otro les hará experimentar sensaciones únicas y el vínculo se estrechará entre ellos, hasta llegar a tener una relación a largo plazo. Si además, deciden formar una familia, inculcarán a sus hijos valores como la generosidad, pero también el deseo de triunfo.

Todo irá genial en esta pareja, hasta que uno de ellos decida dejarse llevar y ponerse al mando. En este caso, se rompe el acuerdo que habían establecido para no herir el orgullo de su pareja y es posible que todo estalle de repente. Si sucede de manera ocasional, es probable que logren restablecer el equilibrio, pero si esta agresión a su estabilidad se produce de manera recurrente, será difícil que salgan adelante. Da igual todo lo que hayan construido juntos. Ninguno de ellos aceptará quedarse en un segundo plano mientras el otro asume el papel protagonista.

En definitiva, Aries y Leo podrían construir una historia sólida y hermosa, pero tendrán que mantener a raya su ego. Los dos pueden ser la estrella que más brilla en otros entornos, pero no en su hogar. Aquí, es importante que firmen un tratado de paz permanente. Si no lo hacen, estallará una guerra sin cuartel y los dos saldrán derrotados.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

Ni uno ni otro son egoístas en cuanto al sexo y siempre tratan de satisfacer a su pareja, lo que garantiza que esta parcela de la relación siempre funcione a las mil maravillas. Como podría esperarse de dos signos tan intensos, sus sesiones sexuales son ardientes, y su deseo es que lo sigan siendo, para lo cual muestran una buena predisposición a las novedades.