Géminis y Capricornio: Descubre si estos signos son compatibles en la vida y en el amor

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
Geminis y Capricornio

Entre ellos se forja una unión fascinante, aunque tendrán que limar asperezas

Géminis y Capricornio sienten gran fascinación el uno por el otro, pero también pueden llegar a situaciones en las que no se toleran. Ambos presentan actitudes muy diferentes ante la vida. Mientras que Géminis es más frívolo y ligero, Capricornio se toma las cosas en serio. Esto puede hacer que su unión no prospere, pero cuando llegan a encajar, se complementan muy bien.

Géminis es una persona impredecible y voluble, excéntrica y caprichosa. También es una gran comunicadora y adora lanzarse tras aquello que constituye un reto para ella. Le gusta ponerse a prueba continuamente y, por supuesto, salir victoriosa. En cambio, Capricornio es más tranquila y prefiere la vida tradicional a la moderna. Le gusta el dinero y desea escalar en la esfera social, así que trabajará duramente para ganarse la admiración y el respeto de todo el mundo. Tampoco le gustan los experimentos ni la novedades. Capricornio prefiere los caminos conocidos, donde no hay sorpresas ni tiene que acarrear con consecuencias inesperadas.

Realmente, la atracción que se genera entre ellos no se basa en nada que pueda definirse con claridad. Es un misterio sin respuesta. Pero lo cierto es que la tranquila naturaleza de Capricornio es como un imán para el inquieto Géminis, que parece buscar en Capricornio la estabilidad que él no logra alcanzar.

A su vez, Géminis puede mostrar a Capricornio la belleza de las artes, la literatura y la música. Cuando están juntos, Capricornio desarrolla su sentido del humor y aprende a interaccionar más con la gente y a compartir sus puntos de vista con los demás. En otras palabras, su carácter introvertido se modera y se convierte en alguien más social. Géminis ayuda a Capricornio a derribar esa barrera protectora tras la que suele refugiarse.

Se dice que los opuestos se atraen y, probablemente, esta es la razón que subyace tras la profunda fascinación que llegan a sentir el uno por el otro. Géminis llega a sentir que por fin tiene un lugar al que desea regresar y a su vez, Capricornio se abrirá al mundo, de la mano de su pareja.

Eso sí, para que puedan establecer un vínculo irrompible, ambos tienen que concederse un espacio propio. De esta manera, Géminis no tendrá que renunciar a su espíritu aventurero, cosa que no desea en absoluto, y Capricornio no tendrá que salir de su burbuja a tiempo completo, algo que no sería natural en él ni le resultaría cómodo.

Desde luego, los dos tendrán que poner algo de su parte para que las cosas funcionen. Son tan diferentes que no será fácil que uno se integre en el grupo de amistades del otro. Esto es un problema especialmente para Capricornio, que se resistirá a hacer nada que le resulte desagradable o poco confortable.

Cuando son hermanos o parientes, esto no es realmente un problema, porque comparten un vínculo de sangre y esto es sagrado para Capricornio, que está dispuesto a hacer lo que sea por la familia.

Sin embargo, los negocios pueden ser bastante frustrantes. Capricornio se enfadará cuando compruebe que Géminis no trabaja con su misma intensidad, pero si emplean la inteligencia y se reparten los papeles, pueden crear una combinación ganadora y tener éxito.

Si lo que desean establecer es una relación romántica, será un desafío para ambos, ya que sus necesidades son totalmente diferentes. Géminis tendrá que moderar su espíritu aventurero y aprender a disfrutar del tiempo pasado en casa y Capricornio debería esforzarse en ser más expresivo. Si lo hacen, las cosas pueden funcionar bastante bien. Y si llegan a ser padres, Capricornio disfrutará mucho de sus hijos y Géminis entablará con ellos una relación más parecida a la amistad, forjando su espíritu aventurero y estimulando su fantasía.

Sus mayores problemas proceden de su carácter. Ambos tienen facetas que atraen irremediablemente al otro, pero hay otras que les irritan profundamente. Géminis puede llegar a aburrirse con el carácter reservado de Capricornio, mientras que su personalidad juguetona puede alterar demasiado la tranquilidad que tanto aprecia Capricornio. Sin embargo, no se trata de nada que no puedan superar y si tienen interés en seguir juntos, se adaptarán el uno al otro y su relación será fructífera. Géminis aprenderá el valor de la paciencia y la estabilidad y Capricornio disfrutará con una pareja que es capaz de animarle incluso en los momentos más duros.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

Capricornio disfruta del sexo pero, curiosamente, siente esa misma incomodidad ante Géminis a la hora de tener relaciones por considerar que son demasiado para ellos. La mezcla de inadecuadas expectativas y tensión hace que las relaciones íntimas entre ellos no sean tan satisfactorias como cabría desear, e incluso puede darse que no aparezca la química en absoluto.