Géminis y Escorpio: ¿En qué son compatibles estos dos signos?

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
Geminis y Escorpio

Esta relación es un auténtico reto

La relación entre Géminis y Escorpio puede ser un auténtico desafío para ambos. Géminis es un amante de la diversión, mientras que Escorpio lo vive todo con gran intensidad. Aunque tienen una perspectiva muy diferente de las cosas, en un principio se sienten fuertemente atraídos. Esto no quiere decir que no vayan a tener importantes divergencias, pero como a partir de ellas los dos pueden ampliar su perspectiva de las cosas, el resultado puede ser gratificante a largo plazo.

Géminis es el rey de la inestabilidad. Baraja nuevas posibilidades de manera constante y siempre sopesa sus opciones. Es una persona que necesita experimentar y vivir momentos que le llenen de adrenalina. La rutina le aburre soberanamente y es muy difícil que permanezca en el mismo lugar durante mucho tiempo. Se trata de una persona muy inteligente y con un gran sentido del humor, pero su estado de ánimo es impredecible. Tan pronto está de mal humor como silbando alegremente. Es independiente y superficial, aunque también una gran conversadora. A Géminis le encanta engatusar a la gente con sus palabras y es una auténtica experta en vender la imagen de sí misma que más le conviene a cada momento.

Por su parte, Escorpio es una persona obstinada y muy intensa. Tan pronto se muestra exultante como profundamente deprimido. Cuando tiene un carácter dominante, le obsesiona el poder, pero también tiene un acusado sentido de la lealtad, sobre todo con quien también es leal. Escorpio es capaz de resolver lo que en principio parece imposible de solucionar. No suele hablar demasiado sobre sí mismo y se llevará a la tumba los secretos que le confíen. Es una persona muy apasionada y con una mente privilegiada, así que es capaz de manejar cualquier situación que se le presente.

La volatilidad de Géminis puede ser un gran problema para Escorpio.Como no soporta pasarse la vida cambiando de ideas y conversaciones, la perspectiva de que este panorama se prolongue en el tiempo se le hace cuesta arriba.

A Escorpio le gusta la estabilidad. Géminis también se cansa fácilmente de esta especie de apatía en la que se sume su pareja. Ella necesita estimulación constante y cuando no la consigue, le cuesta mucho ser feliz. Por eso no es capaz de finalizar casi ninguna cosa. Cuando se cruza algo nuevo en el camino de Géminis, más fresco y excitante, esta persona sale tras ello, dejando un rastro de situaciones inacabadas tras de sí.

Pero cuando la relación prospera, se trata de una pareja muy leal. Géminis abandona la vorágine en que suele estar sumergida para descubrir qué es lo que hace a Escorpio tan diferente de ella. Por lo general, le molesta mucho la relajación con que esta persona se toma la vida. Pero cuando los dos se comprometen, intentan superar sus diferencias y no fallarse el uno al otro.

Como hermanos, amigos y compañeros suelen tener una relación fluida, pero cuando la relación no es demasiado estrecha, suelen ignorarse, limitando su contacto a reuniones familiares y poco más. A nivel laboral, pueden llevar proyectos en común con éxito, siempre que aprendan a complementar el intelecto de Géminis con la fortaleza y resistencia de Escorpio.

Una relación romántica entre estos dos signos es de todo menos tranquila. Entre ellos pueden surgir serios problemas, sobre los que tendrán que trabajar si quieren que funcione. Aunque Géminis parece ser un libro abierto, Escopio descubrirá que nunca llega a saberlo todo sobre su pareja y esto puede hacer que se sienta incómodo. En cuanto a la paternidad, Escorpio es el más estricto con sus hijos, mientras que Géminis aporta la chispa y el carácter afable.

En principio, es difícil que Géminis y Escorpio lleguen a unirse a nivel sentimental, ya que tienen intereses muy diferentes. Solo se acercarán si coinciden en algún evento, reunión familiar o de amigos, o en el entorno laboral. Pese a sus diferencias, pueden llegar a tener una relación más o menos estable, pero la amenaza de una guerra abierta está siempre latente, Cuando chocan, pueden saltar chispas y es posible que la ruptura sea el único camino posible.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

En el sexo estas diferencias se hacen patentes rápidamente y se necesita tiempo y confianza para superarlas y lograr un mínimo de compatibilidad sexual. Géminis busca excitación en una relación sexual, Escorpio trata de hacer del sexo una experiencia más trascendente. Llegar a un punto intermedio que colme las expectativas de ambos en cierta medida es la única solución.