Leo y Capricornio: ¿Hay compatibilidad entre estos dos signos zodiacales?

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
<a href=Leo y Capricornio" />

Una relación impredecible, que depende de la impresión que tengan el uno del otro

No es fácil que Leo y Capricornio conecten, porque tienen un enfoque de la vida muy diferente. Además, es posible que su primera impresión al conocerse no sea muy agradable. Para Leo, Capricornio es una persona demasiado tranquila e inexpresiva y Capricornio piensa que Leo es poco práctico y excesivamente dramático. Sin embargo, puede haber puntos de encuentro entre ellos. Por ejemplo, a Leo le encanta el sentido de humor de Capricornio y este a su vez se siente fascinado por el animado carácter de Leo.

Capricornio suele ser una persona muy ambiciosa y disciplinada. Su determinación está acompañada de altas dosis de paciencia y esto le permite seguir su camino sin desanimarse, por muy lejos que parezcan estar sus objetivos. Sabe que está en el camino correcto y que alcanzar su meta es solo cuestión de tiempo. Para Capricornio, la admiración, el respeto y el estatus social son cuestiones muy importantes. Aunque pueda parecer inexpresiva, Capricornio es una persona muy sensible. Pero solo se abre en su entorno más cercano, entre amistades muy íntimas y familiares de confianza.

Por su parte, Leo es extremadamente orgulloso. Se siente superior a la media y no pierde ocasión para demostrar que es así. Le encanta ser el centro de atención y disfruta con el reconocimiento ajeno, que es como un combustible para su ya de por sí elevada autoestima. Por ello, su círculo más cercano está formado por personas que le admiran. Esto le hace parecer arrogante y aunque haya algo de esto en su personalidad, en realidad no piensa únicamente en sí mismo. Su corazón es generoso y no duda en ayudar a quien lo necesita. Leo está siempre dispuesto para pelear a favor de los oprimidos y desfavorecidos.

Leo y Capricornio comparten el gusto por el autoritarismo y un carácter obstinado. Ambos son muy inteligentes y se observan con curiosidad. Capricornio admira las metas aparentemente imposibles que Leo puede llegar a alcanzar y se sorprende cuando descubre su naturaleza amable y generosa. Pero es difícil que ambos encajen, porque sus planteamientos vitales son radicalmente distintos.

Cuando logran encajar, pueden aprender mucho el uno del otro, pero no es una situación que se produzca con frecuencia.

Por lo general, se posicionarán como rivales, porque los dos son brillantes y buscan el reconocimiento. Como además, cada uno construye sus propios mundos, no es de extrañar que traten de demostrar que sus ideas, proyectos y creaciones son mejores que las del otro.

Esto no quiere decir que no puedan ser buenos amigos, y también pueden mantener una gran cordialidad cuando son hermanos, parientes o compañeros de trabajo. En caso de que les una un lazo de familiaridad, el vínculo de sangre hace que los dos se esfuercen por encontrar puntos en común que refuercen su unión. A nivel de trabajo, pueden establecer uniones muy productivas, siempre que trabajen codo con codo y establezcan los límites necesarios. Leo es muy bueno creando objetivos y Capricornio es eficaz trabajando para alcanzarlos. Sin embargo, no se pueden descartar los roces provocados por el gusto común por la autoridad.

Lo que es complicado es que establezcan una relación amorosa entre ellos, porque Capricornio es tan inexpresivo que puede crear una barrera insalvable entre ellos. Pero si logran sortearla y estabilizar su relación, hasta el punto de crear una familia, vivirán la paternidad de forma placentera y se esforzarán en criar hijos modélicos, que demuestren amor y respeto por sus progenitores.

La relación entre Leo y Capricornio es, probablemente, una de las menos predecibles del zodiaco. Todo depende de la lectura que hagan uno del otro y de su deseo de salir adelante. Si Leo se centra en buscar los defectos de Capricornio, tendrá la percepción de una persona amaga, egoísta e insensible. Si es Capricornio quien se encarga de encontrar pegas a Leo, dirá que es una persona extravagante y narcisista. Pero si ambos tratan de comprender al otro y aprenden a mirar el mundo a través de sus ojos, es muy posible que aprendan a sacar provecho de sus diferencias y que aprendan de su pareja, evolucionando como personas.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

Tampoco en el sexo parecen estar en la misma onda. La pretensión de Leo de ser la voz dominante se encuentra con la resistencia de su pareja Capricornio, de manera que nunca terminan de encontrar la sintonía con la que ambos se sentirían cómodos en la cama.