Cáncer y Sagitario: Descubre si estos signos son compatibles en la vida y en el amor

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
Cancer y Sagitario

La combinación entre Cáncer y Sagitario es bastante confusa, ya que aquí se mezclan una serie de retos que son muy estimulantes, pero también muy complicados

Pasarán por etapas muy diferentes y su vida será de todo menos aburrida. En algunos momentos, todo fluirá de manera natural, mientras que en otros se les hará cuesta arriba continuar juntos. Por otra parte, no se trata de nada sorprendente, pues poseen personalidades muy diferentes. En las situaciones inciertas, Cáncer sufre muchísimo, pero Sagitario se encuentra como pez en el agua. A este último le encantan las sorpresas. El hecho de no saber que le espera en el paso siguiente le resulta apasionante. En cambio, Cáncer, que adora la seguridad, necesita ambientes predecibles, en los que llevar a cabo sus planes sin mayores sobresaltos. Pero a pesar de estas diferencias, que podrían parecer insalvables, los dos pueden vivir grandes momentos juntos.

La primera impresión que Sagitario tiene de Cáncer es que se trata de una persona demasiado severa. Sin embargo, cuando le conozca mejor descubrirá que esconde un alma sensible en su interior. Se encontrará con una persona sencilla y discreta, pero también muy inteligente. Tal vez se sorprenda con la fortaleza que demuestra ante las adversidades y le admirará su capacidad para alcanzar las metas que se propone. Además, a Sagitario le encanta el sentido del humor de Cáncer, aunque solo lo emplee a la hora de ejercer el liderazgo y en el ámbito familiar, que es donde se siente más cómodo.

Como Sagitario es un animal social, es posible que Cáncer se sienta abrumado a su lado. Le sorprenderá que pueda tener tantas amistades. Sagitario está rodeado de gente de manera permanente. Esto le resulta curioso a Cáncer, ya que Sagitario no es precisamente diplomático. Su carácter es tan franco que no se anda con paños calientes y dice las verdades a la cara. Sin embargo, como lo hace de manera tan natural, todo el mundo parece contagiarse de su espíritu festivo y no suelen tomarse a mal sus declaraciones. Así que esta actitud, que granjearía antipatías y enemistades en cualquier otra persona, despierta admiración cuando se trata de Sagitario. A nivel intelectual también es una persona brillante, pero no aplica sus habilidades a la resolución de problemas. De hecho, es famoso por su habilidad para huir de ellos, en lugar de plantarles cara.

Cuando se conocen, necesitan un tiempo para llegar a asimilar determinadas características del otro. Cáncer tendrá dificultades para entender las bromas de Sagitario, aunque a medida que se conocen, comienza a apreciar su sentido del humor. Por su parte, la conexión con Cáncer hace que Sagitario aprenda a mostrar algo de sensibilidad en su comportamiento, aunque nunca llegará a igualar a Cáncer en este aspecto.

El talón de Aquiles de las relaciones en las que hay un Cáncer es el dinero y aquí no podía ser diferente. Su naturaleza ahorradora choca frontalmente con el espíritu lúdico de Sagitario, que no duda en gastar el dinero que haga falta para disfrutar del momento. Esto puede causar estragos en su convivencia y no es raro que Cáncer termine por echarle en cara que es un despilfarrador, iniciando una desagradable discusión. Sin embargo, cuando no son pareja, este obstáculo no es tan intenso y pueden llevar relaciones divertidas y agradables.

En los negocios no serán buenos socios, porque Sagitario se aburre rápidamente de todo y no tiene la determinación y paciencia necesarios para llegar a finalizar los proyectos. Cáncer se sentirá molesto por tener que hacer todo el trabajo y su relación empresarial se romperá rápidamente, a no ser que logren compatibilizar sus habilidades y Sagitario pueda dedicarse a la parte creativa de los proyectos. Además, tendrá que tratarse de un negocio que aporte un entorno variado y estimulante para él.

En el amor, podría pasar de todo, dependiendo del vínculo que establezcan y de lo dispuestos que estén para superar sus diferencias. Al principio, se trata de una relación apasionada, en la que Cáncer tendrá que salir de su zona de confort y dejarse llevar al mágico mundo que le ofrece Sagitario, pero aprenderá mucho y juntos alcanzarán momentos intensos y llenos de sensualidad. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y la pasión disminuye, Cáncer tendrá que moderar su vena sensible para que no le afecten tanto las verdades que Sagitario le soltará a la cara y Sagitario tendrá que ser más sensible y comedido con su pareja. En este caso, su relación podrá salir adelante y ser satisfactoria.

De lo contrario, vivirán momentos de continua tensión, que abocarán su historia al fracaso. Si alguno de ellos trata de dominar al otro, tampoco saldrá bien, porque ninguno de los dos tolerará esta situación.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

En el sexo entre ellos existe un problema de fondo. Cáncer trata de entender porqué Sagitario no necesita de la emoción para disfrutar así como su deseo de cambio constante, pero no lo consigue. Y esta diferencia de planteamiento en cuanto el sexo hace que nunca terminen de conectar plenamente en el dormitorio.