Géminis y Sagitario, compatibles en algunos aspectos de la vida

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
Geminis y Sagitario

Una pareja divertida, libre y chispeante

Géminis y Sagitario son dos grandes amantes de la libertad. Además, los dos disfrutan mucho de las grandes conversaciones. Comparten el gusto por el buen humor y la diversión y desarrollan relaciones inspiradoras y equilibradas. Ambos aprenden mucho del otro y aunque el camino no siempre es sencillo, tienen todo lo que necesitan para llegar muy lejos.

Géminis es un cascabel, que se lanza de cabeza de una idea a otra, revoloteando entre proyectos y diferentes estímulos. Le cuesta mucho trabajo mantener toda su atención en una sola cosa y no le gusta hacer planes a largo plazo. Es una persona extrovertida e ingeniosa, muy inteligente, pero también manipuladora. Se le da muy bien hacer uso de las palabras para conseguir lo que quiere. Las profesiones en las que más destaca son las que tienen un perfil creativo, como la música o el arte. También le gustan aquellas especialidades que estimulan su curiosidad y desafían su inteligencia, como las diferentes disciplinas científicas. Y en el lado oscuro, podemos encontrarnos con un Géminis astuto que emplea sus habilidades para estafar a los demás.

Sagitario también es un alma libre. Extrovertida, alegre y bulliciosa, esta persona disfruta mucho de las conversaciones interesantes. Le encanta intercambiar ideas y puntos de vista, pero en ningún momento trata de cambiar las convicciones de los demás. Es tan honesta que se lanza a soltar lo que piensa sin dar rodeos. Por lo general, sus aseveraciones son certeras, pero también contundentes, por lo que puede herir a la gente que tiene a su alrededor. Sagitario tiene muy claros cuáles son sus objetivos en cada momento y los tiene siempre presentes. Toda su estrategia está diseñada para alcanzarlos y cuando lo logra, se lanza a una nueva aventura. Sagitario es también muy sentimental y no duda en ofrecer muestras de amor y afecto a todo el mundo. En sus opiniones, reúne una extraña mezcla de timidez, agresividad y contundencia, que puede resultar desconcertante.

Analizando las personalidades de cada uno, nos encontramos con una pareja que posee grandes afinidades, pero que también pueden ser grandes adversarios. Por un lado, comparten grandes valores, como la franqueza, la inteligencia, la honestidad y un corazón sensible. Pero entre ellos también hay diferencias y, aunque tienen todo lo que necesitan para crear una relación duradera, a menudo entran en una espiral competitiva marcada por la envidia. Esto sucede cuando, en lugar de centrarse en sus similitudes, lo hacen en las habilidades de las que carecen, pero que el otro posee.

La relación que establezcan, depende de ellos. Si deciden llevarse bien, podrán aprender mucho el uno del otro y su unión se verá fortalecida, tanto a nivel mental como espiritual. Pero si permiten que la envidia domine sus sensaciones, tratarán de superarse el uno al otro de manera constante y terminarán por romper.

Si trabajan en equipo, pueden conseguir grandes cosas, pero tendrán que luchar contra su falta de estabilidad, que limita mucho su potencial. Tanto Sagitario como Géminis son inconstantes y no se puede confiar en ellos para proyectos a largo plazo. En el momento inicial, siempre se muestran muy entusiasmados y consiguen alcanzar cualquier meta, porque son muy inteligentes. Pero cuando comienzan las dificultades o la situación se vuelve demasiado rutinaria, abandonan y dedican su energía a desarrollar nuevas ideas.

Géminis y Sagitario son grandes amigos, excelentes compañeros, magníficos hermanos. Se aprecian e inspiran mutuamente y siempre encuentran intereses comunes. Su profunda conexión intelectual hace que su mutua compañía les resulte muy estimulante. En los negocios, como decíamos, el riesgo es considerable, ya que su naturaleza les lleva a abandonar cuando pierden el interés. Y la relación amorosa es fantástica, porque se entienden a la perfección y saben satisfacer las necesidades de su pareja. Definitivamente, todo apunta a que formarán un vínculo estable que se mantendrá a largo plazo.

Por supuesto, también pueden atravesar dificultades. Aunque los dos son muy divertidos y se complementan perfectamente, Sagitario puede herir a Géminis con sus contundentes opiniones, mientras que Géminis irritará a Sagitario cuando trate de manipularle con sus discursos y este se de cuenta. La mayoría de sus discusiones se deben a estos dos factores. Pero cuando se quieren, centran sus perspectivas en la colaboración y huyen de la competitividad. En este caso, podrán comunicarse de forma positiva y su conexión será productiva y satisfactoria.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

Además, en el sexo ocurre algo muy similar. Su conexión mental les une también en las fantasías, y disfrutan enormemente juntos en la cama, gracias a que los dos interpretan el sexo del mismo modo, como un divertimento que hace la vida más interesante y excitante.