Géminis y Virgo, compatibles en muchos aspectos de la vida

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
Geminis y Virgo

No pueden ser más diferentes y, sin embargo, se complementan a la perfección

Géminis y Virgo se atraen a nivel intelectual. En este ámbito, comparten una profunda conexión, que les permite aprender el uno del otro. Ambos se tienen mucho aprecio, aunque desde el punto de vista social no pueden ser más distintos. Mientras Géminis necesita libertad y sentirse rodeado de gente, Virgo es introvertido y prefiere limitar su contacto con extraños.

Géminis es el paradigma del cambio. Se muestra encantador con la gente que le rodea y se mueve con soltura entre ella, tanto en su carrera como a nivel social o sentimental. A Géminis le cuesta mucho trabajo mantenerse en el mismo lugar durante mucho tiempo, pues termina aburriéndose y saliendo en busca de nuevos estímulos. Si algo caracteriza a este signo, independientemente de que puedan diferir en otros rasgos, es su insaciable curiosidad.

No sucede lo mismo con Virgo, que es una persona más sistemática y realista, fiel a sus valores. Para Virgo, las responsabilidades de la vida tienen un gran peso, sobre todo en lo que respecta a la dedicación y cuidado de sus seres queridos. Como no oculta sus sentimientos, puede pasar por ser excesivamente crítica o gruñona. Pero en realidad, es que no tiene problema en expresar lo que siente en cada momento, sea felicidad, preocupación, ira o cualquier otra emoción. Suele mostrarse tal y como es y le gusta sacar todo a la luz, para evitar malentendidos.

Aunque Géminis no suele tomarse sus relaciones demasiado en serio, la cosa cambia cuando se encuentra con Virgo, ya que el vínculo que se establece entre ellos es de todo menos superficial.

Existe aquí una comprensión mutua, un respeto y una seriedad que les conduce a una relación cálida y equilibrada, en la que no suelen producirse situaciones de tensión. Como ambos comparten curiosidad, bromas e inteligencia, su vida será muy interesante y estará llena de felicidad. Su relación suele estar basada en el plano intelectual y son precisamente estos intereses comunes los que hacen que disfruten tanto de su tiempo juntos.

En los duelos verbales suele ganar Géminis, pero Virgo no tiene problema en aceptar la victoria de su pareja, dada su innata modestia. Géminis es especialista en utilizar las palabras adecuadas y manipular cualquier situación a su favor y Virgo se da cuenta de sus intenciones, pero no le da importancia. Su mente práctica y sensata le dice que renunciar a la batalla dialéctica es la mejor manera de ganar la guerra. A fin de cuentas, la realidad es la que es y lo único que Géminis va a obtener es una victoria ficticia que, eso sí, le ayudará a alimentar su ego.

Como hermanos, amigos o colegas aprenden y se enseñan mutuamente. Los dos aprecian las cualidades que el otro posee y juntos forman un tándem muy estable. En el terreno de los negocios, su asociación puede ser muy productiva, siempre que se repartan bien los papeles. En este ámbito, es importante que Géminis sea el líder y gestor, mientras que Virgo, con su determinación y afán perfeccionista, puede ser el motor que les saque de las situaciones difíciles.

Finalmente, cuando establecen una relación sentimental, se encontrarán con infinidad de matices, a veces contradictorios.

Alternarán entre la felicidad y la confusión, porque aunque son muy similares a nivel intelectual, cada uno de ellos tiene una manera muy diferente de expresar su amor. Por tanto, deben ser pacientes y tolerantes, y sortear las dificultades que se presenten hasta que se conozcan bien y puedan ajustarse en un punto intermedio, agradable para ambos.

Por supuesto, se producirán discusiones, pero no suelen ser tan graves como para erosionar su convivencia. Virgo no es una persona conflictiva y cuando se encuentra con problemas, hace todo lo que está en sus manos por aplacarlos. Sin embargo, Géminis saltará a la primera de cambio. Este signo es más guerrillero y no duda en provocar una pelea si lo considera necesario. De todas maneras, la tónica habitual en sus relaciones está marcada por la tranquilidad y la serenidad.

Géminis ayudará a Virgo a saltar de su zona de confort y experimentar nuevas e intensas sensaciones, mientras que Virgo demostrará a su pareja que la paciencia y la mano izquierda pueden ayudar a vencer los problemas y que perder alguna discusión no es tan importante. De esta manera, ambos pueden mejorar y crecer juntos.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

El sexo puede satisfacer su necesidad de comunicarse, pero la naturaleza más reservada de Virgo hace que incluso en este aspecto permanezcan distantes. Virgo no tarda en descubrir la necesidad de libertad de Géminis y ante la difícil perspectiva de construir algo a largo plazo, nunca llega a abrirse por completo ni a expresar sus deseos y fantasías en el plano sexual.