Leo y Escorpio: Descubre en qué son compatibles estos signos y en qué no

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
<a href=Leo y Escorpio" />

Las chispas saltan en esta pareja, pero no siempre es algo bueno

Tanto Escorpio como Leo son leales, obstinados, apasionados y posesivos. Entre ellos surge una atracción especial, aunque las cosas pueden complicarse con el tiempo. Ambos se respetan mutuamente, pero no se librarán de enfrentamientos por distintos motivos. En caso de que comiencen una relación sentimental, los celos serán un poderoso enemigo a combatir.

Leo es una persona cálida y generosa, digna de confianza. Tiene un carácter extrovertido y suele mantener sus inseguridades a raya, sobre todo cuando se encuentra en un entorno que le aporta seguridad. Si los demás le llenan de halagos y cumplidos, se sentirá reforzado. Por eso, para este signo es muy importante verse rodeado de gente que le admira. Si hay algo que no tolera bien es la crítica, y esta es una manera de reducir las posibilidades de enfrentarse a ella. Tiene muy buen corazón, pero su criterio puede fallar, así que es posible que se lo ofrezca a la persona equivocada.

Escorpio muestra una apariencia serena, pero en su interior late una gran fortaleza. Se trata de una persona ambiciosa, que busca una posición de poder, lujo y comodidades. También es inteligente y le gusta desarrollar buenas estrategias para conseguir sus objetivos. No le temblará el pulso para enfrentarse a quien se interponga en su camino y, aunque tenga una actitud amigable en primera instancia, puede ser una persona muy agresiva cuando tiene que actuar en defensa de sus intereses.

Su relación puede ser complicada, porque ninguno de ellos es lo que parece en un primer momento. Leo, aunque amable y compasivo, también es un signo muy orgulloso y arrogante, con tendencia a mostrarse autoritario. A Escorpio también le gusta tomar una posición dominante, pero es capaz de ceder este papel a Leo. Incluso, si lo considera necesario, le llenará de halagos. Pero no lo hace por amistad o cariño. Se trata de una estrategia bien elaborada. Aunque Leo crea que Escorpio es generoso y sincero, todo forma parte del plan de este último para alcanzar sus metas. Y esto no puede acabar bien.

En un primer momento, la atracción que sienten Leo y Escorpio les lleva a entablar una relación explosiva, pero a medida que pasa el tiempo, ambos tratarán de acomodarse. Entonces, comenzará la lucha por el liderazgo y también los problemas.

A los dos les gusta llevar la voz cantante y cuando sus puntos de vista difieren, ninguno de ellos dará un paso atrás. Como Leo está acostumbrado a que todo el mundo le complazca, no llevará nada bien esta situación. Por eso, sus relaciones a largo plazo son complicadas e imprevisibles.

Si son hermanos, amigos o parientes, sus interacciones serán cordiales. Pero si tienen que disputarse la autoridad, llegarán a enfrentarse con rudeza. La agresividad que ambos manifiestan hace que sea difícil volver a la situación inicial, así que su relación irá deteriorándose paso a paso, hasta llegar incluso a romperse, sin importarles los lazos de sangre. Únicamente si se trata de una relación padre/madre - hijo/hija podrá funcionar su relación, porque en este caso el padre (o madre) se hará naturalmente con la autoridad y el hijo o la hija la asumirán en cierto grado.

En el terreno empresarial, la única posibilidad de que trabajen juntos y obtengan buenos resultados es que ambos persigan los mismos objetivos y estén de acuerdo en la forma de alcanzarlos. De lo contrario, tarde o temprano su proyecto fracasará.

Cuando se enamoran, su relación es fogosa y llena de pasión, pero no se prolongará en el tiempo, a no ser que los dos se armen de paciencia y tolerancia. En un principio, sus desavenencias se solucionarán con tórridas reconciliaciones, pero cuando la pasión quede en segundo plano, tendrán que asumir sus diferencias y ponerse de acuerdo. Como los dos son bastante tercos y desean llevar las riendas de su vida, es difícil que acepten ceder la autoridad a su pareja, así que se trata de una unión proclive a sufrir reacciones extremas.

Sus discusiones no suelen resolverse de manera apacible. Si ninguno de ellos está dispuesto a soltar el timón ni se ponen de acuerdo acerca del camino a seguir, se trata de una relación abocada al fracaso más estrepitoso.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

Escorpio adora el sexo y Leo encuentra en ellos una compañía sexual que estimula todas sus fantasías. Entre ellos no se establece una gran conexión emocional pero si todo lo que buscan es placer físico sin mayores implicaciones, pueden pasarlo muy bien juntos.