Leo y Leo: Descubre si pueden ser compatibles en la vida y en el amor

Detalles
El equipo Tu astrólogaTu astróloga
16 Octubre 2022
<a href=Leo y Leo" />

Dos personas del mismo signo amplifican sus virtudes, pero también sus defectos y esto puede ser conflictivo en el caso de Leo.

Se trata de dos personas que presentan una gran compatibilidad entre ellas, pero que pueden tener grandes problemas a la hora de lidiar con la autoridad y la necesidad de atención. Un Leo siempre intentará imponerse al otro, que por su parte hará lo mismo. Y esto no será del agrado de ninguno de ellos. Dado su afán de protagonismo, ambos necesitan que su pareja celebre sus logros, y como el otro Leo se encuentra en la misma posición, es fácil que ninguno de ellos esté dispuesto a someterse. De esta manera, cuando están de acuerdo, su relación puede estar llena de concordia, pero en caso contrario, el conflicto será espectacular.

Los Leo son compasivos y generosos, pero también fuertes y orgullosos. Son muy receptivos a los cumplidos, pero no soportan las críticas, hasta el punto de reaccionar con extraordinaria frialdad o agresividad frente a los que las emiten.

Leo sabe utilizar muy bien las palabras y su actitud está perfectamente estudiada para hacer que todo el mundo se sienta relajado y cómodo a su lado. Esto es una gran virtud para una persona autoritaria, ya que no es fácil colocarse en un plano de superioridad frente a otros y lograr que estos no se sientan inferiores. Pero Leo lo consigue, porque es capaz de atraer a la gente que le admira y tratarla con amabilidad. Sin embargo, cuando las cosas no funcionan como ellos esperan, su comportamiento cambia de forma radical. Leo no soporta las críticas ni la censura y aunque sea responsable de las situaciones que las originan, reacciona con arrogancia y orgullo desmedido.

Dos Leo pueden llegar a conectar de una manera muy profunda, difícil de experimentar en otras relaciones. Ambos admiran la determinación y capacidad de sacrificio del otro, posiblemente porque se ven reflejados en él. Y aunque su vida esté salpicada de discusiones y desencuentros, no tienen por qué afectar negativamente a su relación, porque son la muestra de la pasión que sienten mutuamente. Es decir, aunque puedan rivalizar en el liderazgo y competir por la atención ajena, esto no implica que no disfruten de su mutua compañía. Ambos valoran enormemente el tiempo que pasan juntos y no lo cambiarían por nada del mundo.

Cuando están a solas es cuando viven sus mejores momentos, porque no necesitan competir. Es en presencia de otras personas donde se despierta su afán de destacar y ganarse la admiración por encima del otro.

Los dos se esforzarán en obtener los mejores cumplidos y por ser el protagonista absoluto. De hecho, será su capacidad de pasar del individualismo a considerar su pareja como un todo que lucha junto lo que determine el éxito o el fracaso de su relación.

Como hermanos, comparten una relación muy cálida, pero competitiva. Ambos quieren ser los mejores y ser reconocidos como tales, aunque en este caso, el vínculo de sangre hace que se sientan especialmente unidos y les aporta generosidad y un espíritu más servicial. Como amigos, su relación puede ser fantástica o un absoluto desastre, dependiendo de si caminan juntos o se enfrentan continuamente. Y en los negocios, pueden triunfar, pero para ello es necesario que deseen implementar las mismas ideas y que se pongan de acuerdo en la manera de alcanzar sus metas.

Como esposos y amantes, dos Leo pueden desarrollar una relación llena de pasión y lealtad y como padres, son cariñosos con sus hijos, aunque a veces puedan mostrarse excesivamente autoritarios. La pareja Leo tiene mucho que compartir, pero necesitan alimentar su relación con cumplidos y llevar la voz cantante. No toleran estar en segundo plano y tienen que tener esto en cuenta si no quieren que se multipliquen las discrepancias entre ellos. Como los dos quieren tener el control, no son proclives a elogiarse el uno al otro.

Sus opiniones pueden ser tomadas como si fueran órdenes, por eso es importante que tengan la misma perspectiva de las cosas, ya que de lo contrario no llegarán a buen puerto. Pero si dan preferencia a sus puntos en común y actúan con paciencia y comprensión, tienen mucho que ofrecerse.

Compatibilidad en la cama de esta pareja

En el sexo la natural tendencia de Leo a dominar tiene que moderarse, ya que su pareja tiene la misma característica. Eso no significa que el nivel de pasión baje, sino únicamente que ambos se dan cuenta de que las relaciones son más satisfactorias cuando encuentran un equilibrio. Una vez que lo han alcanzado, pueden disfrutar del sexo con plenitud.